domingo, 4 de julio de 2010

Solo una sonrisa y me robaste el corazón, solo una mirada y todo cambió de color. Fuiste como un ángel que del cielo descendió tú me sorprendiste y el amor a mi llegó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario